Noticias

Ingeniería española para nylon japonés


El grupo japonés UBE, uno de los mayores fabricantes mundiales de nylon, inauguró el pasado mes de junio la ampliación de su planta de Castellón, con la que ha pasado de una producción de 30.000 a 70.000 toneladas anuales.

Tras diversas ampliaciones e innovaciones tecnológicas, este centro se ha convertido en su centro neurálgico en Europa, desde el que atenderá a nuevos mercados como el estadounidense. 

El grupo nipón llegó al complejo químico de El Serrallo en Castellón hace más de dos dé­cadas, cuando adquirió la firma Proquimed. En 2013, UBE realizó una primera extensión, cuyo proyecto fue también adjudicado a Ayesa, bajo la modalidad de ‘libro abierto’.

Como resultado de la exitosa colaboración entre ambas compañías, UBE confió nuevamente en Ayesa para afrontar esta gran ampliación, adjudicándole un contrato integral, bajo la misma modalidad de libro abierto. Esto incluye la revisión de la ingenie­ría básica realizada por UBE, la ingeniería de detalle, la gestión de las compras y la cons­trucción de la nueva línea de fabricación.

Se trata del mayor proyecto industrial reali­zado hasta el momento por Ayesa, especial­mente en el ámbito de la química. Y no sólo por la dimensión del contrato, sino también por la complejidad técnica, económica y exigencia de plazos en la ejecución.

La polia­mida o nylon tiene un mercado creciente, ya que las firmas tecnológicamente más avan­zadas están aumentando su demanda para reemplazar el uso de película de cloruro de polivinilideno (PVDC), empleado en aplicacio­nes de envasado de alimentos, artículos de higiene y detergentes.

La nueva planta puede producir diversos tipos de nylon de media y alta viscosidad y copolímeros, con aplicaciones técnicas en la industria del automóvil, protección de alimentos, fabricación de monofilamentos industriales, redes de pesca y otros compo­nentes de ingeniería.

UBE produce resina de nylon en tres plantas repartidas por el mundo, con una capacidad combinada anual de 198.000 toneladas de producto, de las cuales 70.000 corresponden a España.

Su producto es especialmente reconocido por su calidad y su gran estabilidad de pro­cesado en aplicaciones de extrusión, como la película para envasado de alimentos.