Proyectos

Backoffice técnico para el campeonato del mundo de Fórmula E

Ayesa presta servicios de back office en la Formula E. Desde 2016 Ayesa colabora en el análisis de los datos de producción y consumos, y en base a ellos define los criterios de diseño de la micro-grid de cada circuito, para satisfacer los requerimientos energéticos propios de un Gran Premio de Fórmula E, incluyendo cargas altamente demandantes como son las recargas de los monoplazas. De igual modo, Ayesa realiza estudios de viabilidad de los sistemas fotovoltaicos para satisfacer la demanda de consumidores menos críticos.

Los medidores inteligentes, instalados en puntos estratégicos de los Grandes Premios permiten obtener en tiempo real el consumo energético de los circuitos de Formula E. Después son analizados y caracterizados en función de los diferentes tipos de consumidores.

Gracias a generadores avanzados de glicerina, conjuntos de baterías e inversores, paneles solares instalados en los circuitos y en su caso apoyados por generadores Diesel o conexiones puntuales a la red eléctrica local, se realiza el abastecimiento de energía.

Un coche de Fórmula E puede alcanzar una potencia máxima de 200 kW, con 0 emisiones de CO2 cada 100 kilómetros de carrera, respecto a los 20 kg emitidos por un auto que utiliza combustibles fósiles.

Cada monoplaza de Fórmula E se compone de 200 kg de células de litio, suficientes para cargar 4.000 móviles. El tiempo de carga es de sólo 45 minutos, respecto a los aproximadamente 330 minutos de un coche eléctrico común.