Noticias

Ayesa cumple diez años en Perú con grandes proyectos IT y de ingeniería


Ayesa, consultora internacional de ingeniería y tecnología, cumple este mes diez años desde su implantación permanente en Perú, donde ha logrado convertirse en una firma de referencia en la región andina.

La compañía ha acompañado al país en su proceso de transformación en esta década, en la que la economía se ha duplicado y la calidad de la red de infraestructuras públicas ha mejorado notablemente.

Durante este tiempo Ayesa ha participado en más de 90 proyectos. Si bien en sus orígenes estuvo muy ligada al desarrollo de la refinería de la Pampilla y a proyectos hidráulicos en el norte del país, ya en los primeros años abrió su cartera el área de tecnología y el transporte por carretera.

En este sentido, en 2014 Ayesa logró su primer gran contrato con la adjudicación de la redacción del proyecto de construcción de la línea 2 del metro de Lima. A partir de ahí, se sucedieron grandes trabajos como la supervisión del gasoducto surperuano, los contratos de tecnología para Enel o la supervisión de la construcción de la línea 1 del metro de Lima.

Javier Rodríguez, country manager de Ayesa en Perú y Colombia, destaca que estas obras “generaron un incremento de producción para la filial que la colocan como una de las más importantes del grupo”.

En la actualidad la cartera ha seguido aumentando con la consecución de trabajos aeroportuarios, de metro -con la redacción del proyecto del ramal de la Línea 4-, nuevos clientes para el área de Tecnología del Conocimiento o grandes estructuras, como la supervisión del puente atirantado sobre el río Huallaga. También destaca la colaboración con Petro Perú, para la ejecución de diversos trabajos de ingeniería y la supervisión del Gasoducto Norperuano.

“Ayesa Perú pretende seguir la senda de crecimiento del país y para ello debemos estar presentes en el proceso de modernización y digitalización de las ciudades peruanas. Nuestro fin sigue siendo colaborar en las nuevas inversiones que generen un país más moderno, más accesible y más desarrollado”, concluye Rodríguez.