Noticias

Ayesa extiende el teletrabajo a su plantilla en España y adapta su funcionamiento para garantizar el servicio a los clientes

La declaración de pandemia global y del estado de alarma en España por la expansión del coronavirus, junto a un ejercicio de responsabilidad empresarial, han llevado a la compañía a tomar una serie de medidas preventivas y a adaptar su funcionamiento a las circunstancias coyunturales que afectan a los mercados en los que opera.

Ante esta situación, y aunque el Gobierno de España no ha decretado restricciones de acceso al puesto de trabajo, Ayesa ha decidido extender el teletrabajo a un gran número de empleados a partir de hoy, 16 de marzo. Esta medida se hará de forma ordenada ya que el número de trabajadores en el país asciende a 3300 personas.

La compañía reafirma su compromiso social para ayudar a frenar al Covid-19. El plan de contingencia implantado persigue asimismo el objetivo de preservar la salud de los trabajadores, al tiempo que mantener con la máxima normalidad posible los servicios de ingeniería y tecnología que los clientes nos han confiado y que son claves para sus negocios.

El trabajo en remoto va a suponer un enorme reto que exigirá implementar acciones excepcionales. Una de ellas ha sido la creación de un Centro de soporte al teletrabajo que velará porque que los empleados puedan trabajar de forma operativa desde sus domicilios.

Ayesa dispone de las más modernas tecnologías de conectividad y trabajo colaborativo, así como el conocimiento de los procesos para hacer lo correcto en cada escenario. Además, la compañía colaborará estrechamente con todos los agentes que conforman el entorno de nuestros proyectos para que la situación tenga el menor impacto posible.

Por último, cabe recordar que Ayesa trabaja para grandes compañías que prestan servicios críticos, como Endesa o el Servicio Andaluz de Salud (SAS), por lo que el compromiso de la empresa es máximo en momentos como éste.