Noticias

10º Aniversario de Ayesa en India


Ayesa cumple hoy una década en India. La compañía decidió en 2009 recorrer los 7.600 kilómetros que separan Sevilla de Gurgaon -donde abrió la primera oficina- para implantarse en el país y empezar a construir su trayectoria como ingeniería internacional en Asia.

José Luis Manzanares Abásolo, CEO de Ayesa, destaca que “la fórmula elegida para aterrizar fue atípica. Cambiamos nuestra estrategia internacional de ir proyecto a proyecto a implantarnos en ciertos mercados para hacernos un player local con visión multiproyecto y de largo plazo”. Y recuerda que el hasta hace poco vicepresidente internacional, Nagi Chehab, previó un desarrollo enorme, como finalmente se ha demostrado. “La decisión fue complicada pues nuestro conocimiento de la zona y de las normativas locales era nulo, pero teníamos claro que necesitaríamos una curva de aprendizaje, que no fue corta, hasta poder consolidar las operaciones y dar resultados”.

El caso de India supone así una excepción en el proceso de expansión. Sin embargo, la estrategia de desarrollar músculo local es lo que hizo tan competitiva a Ayesa frente a los grandes rivales de la ingeniería mundial.

Los contratos no tardaron en llegar. En 2010, ganó su primer proyecto, con la supervisión de las operaciones de mantenimiento del puente Sister Nivedita en Calcuta. Sin embargo, fue en 2011 cuando consiguió el primer gran proyecto en el metro de Delhi, con el diseño de las 26 estaciones de la línea magenta. Este fue el primero de los muchos contratos que se sucederían.

En este tiempo la firma ha participado en el desarrollo de una decena de metros, entre los que destacan los de Calcuta, Jaipur, Noida-Greater Noida, Lucknow, Bangalore y Pune. Algunas de estas infraestructuras ya están en funcionamiento hoy en día.

También ha realizado importantes trabajos en carreteras, como el project management de la autopista Agra-Lucknow -la más extensa de India con 300 kilómetros-, mientras que actualmente está llevando a cabo la supervisión de Purvanchal, adjudicada a finales de 2018.

El último hito conseguido ha sido este mismo año, con dos paquetes de trabajo dentro del primer corredor ferroviario de velocidad alta, entre Delhi y Meerut.