Noticias

Ayesa se propulsa en aguas panameñas


Panamá, una de las economías más pujantes de Latinoamérica, se afianza como uno de los motores de crecimiento de Ayesa. En 2010, el contrato para supervisar la línea 1 de Metro de Panamá dio el pistoletazo de salida para la compañía en el país canalero, al que luego le siguieron otros grandes proyectos de infraestructuras.

En estos ocho años Ayesa se ha forjado un prestigio como ingeniería, especialmente en el ámbito del transporte, y de las obras singulares. En este último ámbito desarrolla importantes edificaciones como el Hospi­tal del Niño o el Centro de Convenciones Amador.

Pero será en este 2018 cuando dé un nuevo paso y se confirme en el sector del agua y del medio ambiente, tan vinculado a la géne­sis de Ayesa y su propia denominación.

Y es que la empresa resultó adjudicataria en diciembre de 2017 del project management (supervisión del proyecto, construcción y puesta en marcha) de la extensión del anillo hidráulico en la zona este y la ampliación del acueducto norte de Panamá por 9,5 millones de dólares (unos 7,6 millones de euros). La propuesta presentada por Ayesa obtuvo una gran puntuación técnica (68 sobre 70).

Megainfraestructura

Estas obras, licitadas por Conades -organis­mo dependiente del Gobierno-, benefi­ciarán a 770.000 residentes de la provincia. Esta megainfraestructura es como una gran arteria, una tubería gigante de un metro de diámetro y una longitud de 80 kilómetros, que viene a mejorar la red de suministro de agua en la capital, ya que actualmente el sis­tema presenta deficiencias. Así, forma parte de un plan quinquenal del Gobierno para entre otras cosas garantizar el agua potable las 24 horas y mejorar el saneamiento.

Ayesa supervisará las obras de dos contratis­tas diferentes. 

Este contrato supone la consolidación de la compañía en el sector del agua, después de que el pasado enero de 2017 terminara unas obras similares en la zona Oeste, también pertenecientes a este gran anillo de abaste­cimiento a la ciudad de Panamá.

Esta infraestructura viene a reforzar y am­pliar la capacidad general de abastecimiento de agua potable a toda la zona Este y Norte de Ciudad de Panamá, ampliando la red de distribución y depósitos.

Casi simultáneamente, en enero de 2018, Ayesa resultó adjudicataria de otro impor­tante contrato en aguas, para supervisar la construcción de tres plantas potabilizadoras. Se trata de la ampliación de Chilibre, la nueva planta de Gamboa y Sabanitas 2.