• 55 years striving to be better

    55 years striving to be better

Valora este artículo
(2 votos)
Avatar de autor Comunicación
Publicado el: 28 de Junio de 2021

Hace 55 años, Ayesa se constituyó como un pequeño gabinete de ingeniería en Sevilla. Más de medio siglo de proyectos y grandes profesionales han erigido a la compañía hoy en una multinacional con presencia en 17 países de forma permanente y con proyectos en 40.

Durante esta travesía ha habido momentos complicados, ligados a la propia evolución de los mercados, pero si algo caracteriza a Ayesa es la resiliencia, el afán de superación y la evolución. Y precisamente ha sido este espíritu lo que ha conducido al entonces pequeño gabinete en una potente ingeniería primero y en una gran consultora ETC (Engineering and Technology Consultancy) con 5.000 empleados después.

Si quieres conocer más sobre la historia de Ayesa, no dejes de leer esta historia extraída del relato escrito en primera persona por el presidente de Ayesa.

 

1966

“Ayesa nació en la mente del ingeniero hidráulico Don José María, como entretenimiento para su jubilación. Ningún colega quiso ligar su porvenir a semejante futuro salvo un jovenzuelo con vocación de proyectista, recién casado, perdido en una presa de Granada, yo”. Así comienza la historia de Ayesa, en un relato escrito en primera persona por el presidente, José Luis Manzanares Japón.

El cofundador de la compañía recuerda que “era una España pobre, sin cultura de empresas de ingeniería. Entonces un proyecto era solo un trámite para conseguir un permiso, y se pagaba poco por eso. Pero trabajar en Sevilla era más ilusionante que hacerlo en mitad del campo”.

De este modo, en 1966 la compañía arrancó con su primer equipo conformado por “un contable, extra de película de Berlanga; una secretaria, novia de un activista llamado Alfonso Guerra; un perito industrial sin experiencia, Lledó; un delineante, Páez; y un topógrafo, Orozco”.

Con esos mimbres proyectaron una presa y un canal. “Planos en papel tela, reutilizados para hacer camisas, copias con amoniaco, dibujos con tiralíneas, correcciones con cuchilla, cálculos con regla y una imprenta para editar en offset porque las fotocopias eran un lujo demasiado caro”.

Modelo matemático

El modelo matemático de la red de aguas de Madrid de 1967 fue “el milagro que nos ha traído hasta aquí”, pues supuso un antes y un después para el entonces pequeño gabinete. “Los ordenadores estaban en la Universidad y eran gigantes con menos cerebro que un mosquito, 8K. Cogimos un avión de hélice y nos fuimos a París y Lausana en busca de la metodología. Desde entonces hemos utilizado siempre el software aplicado a la ingeniería como el toque de distinción de una Ayesa orgullosa de estar a la vanguardia”

 

1970-1980

La década arrancó con diversos encargos de hidráulica y grandes presas. Pero estalló la crisis del petróleo de 1972. ​

“Los ingenieros subsistimos dando clases en la universidad mientras los delineantes dibujaban croquis de pisos para el catastro de Hacienda a medio euro el plano. Parecía imposible no cerrar, pero lo conseguimos. Y gracias a ser el último en cobrar la nómina, tuve que hacer oposiciones y en 1975 gané una cátedra en Arquitectura. Aquello no solo supuso la tranquilidad para mi hogar de tres niños, también me situó en una vanguardia del conocimiento que ponía Ayesa en punta de lanza”. ​

En 1979 regresó de nuevo la crisis y en 1981 falleció Don José María.

1980-1990

En 1984 la plantilla alcanzaba los treinta técnicos y la empresa recibió su primer encargo internacional: unos regadíos en Ecuador.​

A la vuelta de aquel viaje se dio a conocer que Sevilla iba a ser la sede de EXPO 92, un fenómeno que cambió el destino de la ingeniería. ​

“Ayesa se convirtió en el socio local de grandes empresas, así que asumimos el diseño de la Exposición. Recuperamos el rio, proyectamos el puente del Cachorro, concebimos pabellones, nos encargamos de calles e instalaciones… Hicimos un magnífico trabajo”.

1990-2000

En 1991 se funda ACT, abordando las nuevas tecnologías y el telecontrol, con el objetivo de ser una moderna ingeniería. Y 1993 amanece con la tercera crisis post Expo, a donde trasladamos la sede central, ocupando el antiguo Pabellón de Checoslovaquia. Las oportunidades llegaron con el nuevo plan de autovías nacional y pronto nos convertimos en consultores de referencia vial.

“En 1996 se incorporaron mis hijos. José Luis calculó estructuras del estadio Olímpico (Sevilla) y carreteras en Cáceres. Arancha realizó estudios de transporte, que no eran lo suyo, hasta hacerse cargo de una ACT que no despegaba. Pronto le dio la vuelta: añadió SAP a nuestras capacidades y emprendió una actividad comercial increíble por todo el país”.

La crisis terminó en 1997 con la alta velocidad. Ayesa empezó a adquirir rango nacional con la presidencia de Asince.

En los tres últimos años del siglo XX crecimos un 50%. Llegamos a ser 200 empleados y a facturar 1.700 millones de pesetas.

2000-2010

Años de expansión. Se abren centros de trabajo en otras ciudades españolas y extranjeras. En julio de 2001 se inaugura una oficina en la calle Serrano de Madrid.

“Fue el año del diseño del Puente del Dragón y de nuestra propuesta rompedora para resolver el problema del río Guadalmedina en Málaga. A partir de ahí seguimos haciendo proyectos emblemáticos en el AVE de Valencia, canal de Segarra-Garrigues, metro de Granada, ronda de Jerez, nueva fábrica de Heineken…”

En 2003 se establece nuestra primera oficina en México tras ganar un gran proyecto de agua; en 2004, fue el turno de la delegación de Barcelona. 

En 2006 se compra MdE, una ingeniería catalana especialista en plantas de proceso.

En 2007, con Aurea, se diversifica la actividad con promoción de plantas fotovoltaicas, proyectadas, construidas y mantenidas por nosotros. En ese año se abren las delegaciones en Polonia, Marruecos y Argelia.

2008 asiste a nuestra entrada en India y la fundación de Ayesa IPAR en Bilbao.

A pesar de la hecatombe financiera crecemos un 30%. Ya éramos más de mil empleados y facturábamos 112M€.

Y, en 2009, se crea Fundación Ayesa.

2010-2019

En 2010 se constituye Actica junto a ICA para crear una empresa de instalaciones TIC en México.

Ese año, Ayesa gana el concurso del metro de Panamá y se implanta en un país que se va a convertir en una de nuestras sedes fundamentales.

En 2011 Ayesa adquiere Sadiel, con el objetivo de conformar una empresa de servicios tecnológicos internacional. También en 2011 se constituye Ayesa Air Control, para especializarnos en ingeniería de fabricación para Airbus.

Al año siguiente compra Unitec, una ingeniería brasileña de oil&gas que complementó nuestra oferta industrial y nos situó en un país clave en América.

En paralelo, continuamos extendiéndonos con oficinas en Reino Unido, Ecuador, Chile, Perú, Colombia, Italia, Alemania…. Hacemos proyectos emblemáticos en todo el mundo: Atotonilco, la mayor depuradora del planeta, Tocumen, el aeropuerto estrella de América central, los metros de las principales capitales hispanoamericanas y de India, los ERP de la Hacienda panameña y el ejército colombiano, la gestión de la Justicia en Lima y Colombia, la aplicación de big data, la facturación de smart meters, la gestión de flotas de coches eléctricos...

2020-2021

En marzo de 2020 se declara una pandemia provocada por un nuevo coronavirus. La compañía inicia el proceso de transformación digital más ambicioso de su historia, para digitalizar todos sus procesos internos y poder seguir respondiendo con altos estándares de calidad a sus clientes en periodos de confinamiento.

Gracias a esta gestión, la compañía cierra el ejercicio con una cifra récord de su negocio principal, que sustentan las áreas de ingeniería y tecnología.

La cifra de negocio global de negocio se situará en torno a los 260 millones de euros, con casi 5.000 empleados.

Ayesa, con José Luis Manzanares Abásolo como CEO, se marca el reto de seguir avanzando en la diversificación de mercados en el área de ingeniería, el acercamiento a nuevos clientes de tecnología y la creación servicios innovadores de transformación digital.

2020 es además un año de contratación récord, logrando importantes contratos como la supervisión de la primera línea del metro de Bogotá (56 millones); la supervisión de proyectos de conducción de agua en Arabia Saudí (20 millones); el tren Maya (10,4 millones); y numerosos proyectos de implantación y evolución de sistemas IT en el ámbito de las utilities y el sector público. Como ejemplo figura la renovación del mantenimiento de la plataforma Gerhonte, destinada a gestionar los RRHH del SAS (Servicio Andaluz de Salud).

Nuestro blog

El conocimiento es el emblema de Ayesa y este blog pretende ser un lugar donde los empleados compartan su experiencia en los ámbitos de la ingeniería, la transformación digital y la tecnología Smart.

Estamos comprometidos con la innovación, la calidad de vida y los avances tecnológicos.