• Cinco pasos para transformar tu factoría en una industria 4.0.

    Cinco pasos para transformar tu factoría en una industria 4.0.

Valora este artículo
(3 votos)
Avatar de autor Pedro Sanz
Publicado el: 8 de Mayo de 2020

La crisis de la Covid-19 ha evidenciado que la digitalización es clave, fundamentalmente en el sector industrial. Pero, ¿por dónde empiezo? Esta pregunta se la hacen muchas empresas del sector manufacturero o logístico y su respuesta condiciona mucho los resultados futuros de su transformación hacia una Factoría Digital o  Industria 4.0.

Quizá esta pequeña guía de cinco pasos pueda ayudar a ordenar un poco el plan de acción:

1. Replantear la estrategia

Vas a darle la vuelta a tu centro productivo. Pero, ¿Para qué? Quizá estés buscando fabricar lo mismo, pero más eficientemente para mejorar en competitividad, o es posible que estés buscando transformar tu producto. Empresas como Ybarra, IKEA o COVAP han realizado grandísimas inversiones en industria 4.0 que sus clientes no han percibido, pero su mejora interna sí ha sido enorme. Otras empresas, como Zara o Seat, han transformado tanto el proceso como el producto. El resultado de esta fase definirá todo el proceso posterior, ya que centrará los objetivos sobre qué puedes esperar, qué datos quieres obtener para tomar decisiones, o hasta dónde vas a llegar con el proceso de transformación.

2. Involucrar a todos

A nivel de comité de dirección, llegar a definir la estrategia de digitalización, la inversión a realizar y los objetivos a cubrir suele ser un hito tan importante que genera cierta relajación posterior. Pero es justo en ese momento cuando queda lo más difícil: involucrar al resto de la compañía. La formación en nuevas tecnologías y metodologías de transformación es fundamental para que el proyecto no fracase en manos de las distintas capas de decisión de la compañía. Elegir un método de transformación (ya sea Lean, Agile, etc) es de mucha ayuda porque centra los mensajes. Una consultora externa también aporta, dado que ofrece un punto de vista adicional distinto del que vemos en el día a día, y ayuda a mantener la tensión del cambio en la organización.

3. Optimizar el proceso

Las tecnologías ayudan, pero el proceso de base lo es todo. Como solemos decir, la digitalización de una fabrica ineficiente suele dar como resultado una fábrica digital ineficiente. Antes de meter un euro en tecnología, hay que enfrentar el proceso actual con el resultado del paso 1, y ser muy crítico con el status quo. Normalmente, hasta un 70% de la mejoras en calidad, coste o plazo de entrega obtenidas en procesos de optimización integrales vienen de trabajar sobre el proceso, el 30% final es el que otorga la tecnología. Para optimizar el proceso, es fundamental hacer una aproximación integral que incluya no solo la producción, sino también la logística, los proveedores, y en general todos los integrantes de la cadena de valor. Contar con expertos en esta etapa no solo es una garantía, es fundamental. Grandes empresas que han ejecutado este paso con eficacia antes de afrontar la digitalización las tenemos en el sector aeroespacial, como Airbus, Alestis o Sintersa.

 

4. Automatizar y digitalizar

Quizá lo más sorprendente es que estas palabras no aparezcan hasta el cuarto paso, pero este orden es clave para que esta fase, que es la que más inversión requiere, sea exitosa. Una vez tenemos clara la estrategia, la plantilla está alineada y el proceso está optimizado, elegir la tecnología adecuada será más fácil. Igual que no todos necesitamos un móvil de última generación, cada planta necesitará la tecnología adecuada a sus necesidades, ni más, ni menos. En este paso es fundamental con expertos que hablen los idiomas de la ingeniería y la tecnología al mismo tiempo, dado que hay que elegir los habilitadores tecnológicos, las aplicaciones, los repositorios de datos y los algoritmos de toma de decisiones en función de la ingeniería asociada al proceso, y nunca al revés.

5. Aplicar la mejora continua

Una vez te has subido al tren de la industria 4.0, lo mejor es no bajarse de él. Trabajar cíclicamente sobre los 4 pasos anteriores es la garantía para conseguirlo. Dado que la tecnología es lo que evoluciona más rápido, los cambios tecnológicos pueden ser el estímulo para que reevalúes continuamente tu estrategia, mantengas a la plantilla formada y comprometida, actualices el proceso y consigas tus objetivos. De esta manera conseguirás ser más competitivo y diferenciarte, como ya lo han hecho o están haciendo Airbus, Enel, Cepsa, Alestis, Sintersa o Puerto de Algeciras, con la ayuda de Ayesa.

 

 

 

Nuestro blog

El conocimiento es el emblema de Ayesa y este blog pretende ser un lugar donde los empleados compartan su experiencia en los ámbitos de la ingeniería, la transformación digital y la tecnología Smart.

Estamos comprometidos con la innovación, la calidad de vida y los avances tecnológicos.