• Ciberseguridad, teletrabajo y Covid-19

    Ciberseguridad, teletrabajo y Covid-19

Valora este artículo
(10 votos)
Avatar de autor Antonio Galán
Publicado el: 8 de Mayo de 2020

Nadie puede negar que la COVID-19 está significando el mayor reto al que se ha enfrentado la humanidad, en su conjunto, en las últimas décadas. Además de las consecuencias más sensibles y dolorosas de los afectados por la enfermedad, está siendo el origen de un mazazo económico cuyas consecuencias últimas son difíciles de prever y cuya solución no tiene todavía una receta clara.

En paralelo está obligando a replantearse las formas de trabajo. Las empresas, de la noche a la mañana, se han visto obligadas a adoptar el teletrabajo, convirtiéndose esto en un valor competitivo, situando en un lugar más confortable a aquellas empresas que han podido y han estado preparadas para que sus empleados realicen el mismo trabajo desde sus domicilios.

A pesar de que nadie puede saber, a ciencia cierta, cómo será el proceso de vuelta a la normalidad, es evidente que esa normalidad no va a ser la que existía antes de que la pandemia surgiera. Las más que probables medidas que, por normativa o recomendación, se adopten, no permitirán una vuelta a la oficina en las mismas condiciones que teníamos cuando las abandonamos. Los límites de aforo y los distanciamientos entre puestos de trabajo habrán convertido la capacidad de las oficinas en insuficientes para albergar a los trabajadores que acogían anteriormente, con lo que las empresas, necesariamente, van a apostar por una amplia implantación del teletrabajo.

Muchos son los aspectos a tener en cuenta al planificar la implantación del teletrabajo y uno de los más importantes es la ciberseguridad. El teletrabajo difumina las fronteras de la oficina colocándolas tan lejos como se encuentren sus empleados, obligando a los equipos TI a ampliar su perímetro de vigilancia.  Es cierto que, en la mayoría de las empresas, el teletrabajo ya ocurría, en mayor o menor medida, con algunos de sus empleados, pero el reto que implica el despliegue masivo es sensiblemente mayor ya que incluirá a todo tipo de profesionales, independientemente de sus niveles de conocimiento y concienciación con la ciberseguridad, y ya sabemos que “la cadena es tan fuerte como su eslabón más débil”.

De igual forma habrá que tener en cuenta la realidad híbrida en la que la mayoría de las empresas trabajan, combinando aplicaciones On Premise, tanto desarrolladas en interno como de terceros, con otras desplegadas en nubes públicas en sus distintos modalidades (IaaS, PaaS, SaaS).

Todo esto va a exigir a las empresas esfuerzos en distintas líneas de trabajo que incluyen la implantación de campañas de sensibilización entre sus empleados, la adopción de sistemas de aseguramiento basados en estándares (ENS o ISO 27001), el reforzamiento de la infraestructura física, la aplicación de políticas de seguridad en sus desarrollos, la implantación de herramientas de monitorización y evaluación de seguridad, la estandarización de los equipos de los usuarios, la homogeneización del mundo híbrido, etc.

Si hasta ahora era importante, con el teletrabajo masivo se va a convertir en algo de vida o muerte para las empresas, la diferencia entre ser o no robusta ante los seguros ataques de los ciberdelincuentes.

Todo esto puede abrumador para las empresas, que tienen que compaginar dar un buen servicio o producto a sus clientes con el manejo de estas complejidades, por lo que el mejor consejo es que incorporen a buenos profesionales en sus equipos TI y que cuenten con la colaboración y asesoramiento de partners de confianza con experiencia en la implantación de soluciones de ciberseguridad end-to-end.

Nuestro blog

El conocimiento es el emblema de Ayesa y este blog pretende ser un lugar donde los empleados compartan su experiencia en los ámbitos de la ingeniería, la transformación digital y la tecnología Smart.

Estamos comprometidos con la innovación, la calidad de vida y los avances tecnológicos.