• Entrevista con el CEO: "Las necesidades de nuestros clientes a corto plazo van más allá de una solución física"

    Entrevista con el CEO: "Las necesidades de nuestros clientes a corto plazo van más allá de una solución física"

Valora este artículo
(4 votos)
Avatar de autor Comunicación
Publicado el: 27 de Febrero de 2020

En los nuevos carteles colgados en la sede central de Ayesa se anuncia una iniciativa interna, Ayesa Tasking, enfocada a optimizar la gestión de los proyectos. Y aparece una frase significativa: “El cambio ya está en marcha”. No sólo se refiere a la implantación de un sistema universal de gestión para toda la compañía; sino también al inicio de una nueva fase de la empresa, en la que el objetivo es potenciar el modelo de negocio bajo el concepto de ETC. Es decir, integrando una oferta de ingeniería y tecnología de forma global e innovadora.

José Luis Manzanares, CEO de Ayesa desde el pasado mes de mayo, tiene ante el sí el reto más importante desde que se incorporó a la firma familiar en 1996: adelantarse al mercado y crear los servicios necesarios que demandará la nueva economía digital.

¿Cómo era la foto de Ayesa cuando accedió al cargo?
Me encuentro una compañía hecha, financiera y operativamente hablando. El objetivo ahora es conseguir trabajar de forma integrada y maximizar las sinergias entre ingeniería y tecnología a través del área de transformación digital. Son los tres vértices de un triángulo.

¿Cuál es su hoja de ruta?
Ayesa es una empresa dinámica, en la que nos gusta que las áreas no estén fijas. Remover oxigena la organización y genera nuevas oportunidades. Así, a corto plazo se deben poner las bases organizativas para que a medio plazo el cambio de dirección vaya dando sus frutos. Para ello también tenemos que fortalecer el portafolio de servicios. Pero soy positivo porque el mensaje de que somos una compañía ETC, que damos servicios integrales, va cobrando fuerza y estoy seguro de que vamos a acompañar a nuestros clientes tradicionales en su viaje de transformación tecnológica.

¿Tiene más futuro el sector tecnológico?
El mundo de la inversión pública que lleva asociado cemento está disminuyendo. Pero hay una necesidad brutal de incorporar tecnología a todos los niveles. Ayesa tiene el conocimiento funcional del mundo de las infraestructuras y el futuro pasa por sustituir cemento por tecnólogos o procedimientos. Por supuesto que seguiremos haciendo ingeniería en el sentido más puro, pero tenemos que hablar alto y claro de otras cosas que aporten valor en un mundo digital como al que estamos encaminados. El área de Ingeniería contrata cada año con una veintena de clientes nuevos y, aunque la inversión se atasque, con el área de Transformación Digital podemos seguir acompañándoles en su evolución.

El cambio en la estructura ha sido el primer paso. ¿Qué ha hecho exactamente?
Por un lado, hemos simplificado la organización, pasando de seis a tres áreas de negocio y trasladando mayor responsabilidad a los directores generales. Rosalío Alonso, que ha tomado el mando de ingeniería civil, arquitectura e industria, tiene el mandato de expansionar el negocio. Mientras, en Tecnología del Conocimiento, que dirige Germán del Real, tenemos que mejorar la eficiencia en la gestión. Y, por último, Pedro Sanz (Transformación Digital) tiene que encontrar ese formato de funcionamiento que explote al máximo las sinergias entre las dos anteriores. En definitiva, una organización y unas ideas más claras.

¿Cómo está funcionando ya la nueva dirección?
El comité de dirección es ahora semanal y todos tenemos que estar más cerca y traducir esto en realidades. Así, tras la aprobación de la nueva organización y del business plan, desde septiembre, cada área y corporativo tienen un plan a 200 días con objetivos claros y medibles para transformarnos en una ETC al 100%.

¿De qué se compone la nueva Ayesa?
De la experiencia del equipo de ingeniería con la solvencia del de tecnología. Con esos dos ingredientes deben florecer las sinergias. Las necesidades de nuestros clientes a corto plazo van más allá de una solución física. Requerirán también de una gestión digital y eso lleva implícita la integración de tecnología.

¿Cuáles son las claves de crecimiento?
La clave está en contar con el mejor equipo posible. Tener clara la espina dorsal de la compañía: lo que quiere ser y lo que es. Y, eso, asociado a un modelo de negocio con el que hemos acertado. Llevamos años de ventaja a empresas que han hecho ahora operaciones corporativas. Los procesos de integración son muy complejos. Nos hemos colocado en una posición muy beneficiosa para afrontar el proceso de transformación digital de nuestros clientes. A su vez, nos seguimos encontrando empresas de ingeniería que se han atascado en sí mismas.

La empresa siempre ha sido transparente con la posibilidad de ejecutar alguna operación corporativa. ¿Se prevé un crecimiento orgánico o será vía adquisiciones?
En el business plan hasta 2021 todas las áreas tienen un objetivo de crecimiento orgánico. En base a nuestras capacidades y presencia en 17 países, hay recorrido para el avance. Son plazas maduras pero hay espacio para avanzar. Y, desde el punto inorgánico, no descartamos nada. Si pensamos en tecnologías emergentes -ciberseguridad, machine learning o IA- y la curva de necesidad nos exige incorporar alguna compañía, estaremos expectantes. En Ayesa siempre estamos atentos a cómo hacernos más fuertes.

Ayesa es una de las empresas del middle market español que más han evolucionado en los últimos años. ¿En los mercados en los que opera es fundamental el tamaño?
A veces, el tamaño importa, aunque también es cierto que ya somos casi 5.000 empleados. Competimos de tú a tú con grandes players a nivel mundial, sobre todo en el ámbito del transporte (ingeniería) y de las utilities (sistemas de información). En otros sectores sí somos middle market. Y ahí también nuestra fortaleza, porque la empresa tiene unos accionistas muy implicados en la gestión y eso es fundamental a la hora de estar cerca de los clientes y responder con agilidad. En una firma como Ayesa los procesos internos de toma de decisiones son rápidos. Y en un mundo cambiante eso es una virtud.

El mercado laboral tiende a la flexibilidad. ¿Qué planes tiene en este sentido?
El teletrabajo y la flexibilidad son un reto para cualquier firma. Pero es una oportunidad que te da la tecnología para conciliar la vida profesional y personal. No tiene que suponer una pérdida de eficiencia, de hecho las encuestas demuestran todo lo contrario. En Ayesa ya tenemos experiencias en teletrabajo. Nuestra idea es que poco a poco se vaya implantando a nivel general en toda la compañía.

Para los jóvenes la formación es también uno de los factores más valorados a la hora de trabajar en una empresa u otra.
Vamos a hacer una mejor planificación de la formación y dar más posibilidades a los empleados, siempre que exista un beneficio para las dos partes. Nuestra idea es poder contar con una plataforma digital eficaz y que los contenidos sean buenos. Respecto a la presencial, queremos ponerla a disposición de todos. Fomentar los planes de carreras y hacerlos visibles, para que el talento tenga un camino definido. Hay gente dentro de la casa con mucho talento que está escondida y se pueden resolver puestos de responsabilidad. Antes de todo esto, también se han hecho avances en tener un mejor diálogo con las universidades.

Ayesa está muy internacionalizada, pero hay algunos países que están pasando dificultades.
Estamos ante el reto de seguir creciendo en América Latina cuando en general la región está pasando por una cierta ralentización de su economía, por motivos económicos y políticos. Está enfrentándose a dificultades sociales también. En Europa, las oficinas de Reino Unido, Alemania, Italia y Polonia crecen. Oriente Medio es fuerte y hay capacidad de progreso. E India es una realidad y queremos ensanchar nuestra actividad. Pero nuestro gran reto internacional ahora es crecer en el mundo anglosajón vía Australia.

¿Qué grandes desafíos afronta en esta nueva etapa?
En el área de Tecnología del Conocimiento el desafío es la consolidación de los proveedores globales, tener más relevancia y seguir siendo competitivos. La incorporación de nuevas tecnologías es una oportunidad pero también un desafío. Tenemos un posicionamiento fuerte en algunas regiones y utilities, pero hay que avanzar en otros sectores. En Ingeniería hay algunas divisiones que están consolidadas pero hay otras que van por detrás. Debemos sortear los vaivenes de la inversión pública con resiliencia y versatilidad. Mientras que en Transformación Digital el desafío es más bien interno. Debemos conseguir sacar lo mejor de nosotros mismos, para que la relación con nuestros clientes sea lo más provechosa posible.

¿Qué resumen haría de Ayesa hoy?
Somos una empresa joven, ambiciosa, con retos, más clara a la hora de organizarnos internamente y con un comité más cohesionado. La versatilidad y la agilidad es fundamental. Además, seguimos siendo una gran compañía donde desarrollarse profesionalmente, aunque somos conscientes de que hay ámbitos de mejora, pero tenemos salud y vocación de ser mejores. A nivel económico, este primer ejercicio del plan de negocio lo esperamos cerrar bien, cumpliendo los presupuestos. 

Nuestro blog

El conocimiento es el emblema de Ayesa y este blog pretende ser un lugar donde los empleados compartan su experiencia en los ámbitos de la ingeniería, la transformación digital y la tecnología Smart.

Estamos comprometidos con la innovación, la calidad de vida y los avances tecnológicos.