• Guardianes de presas

    Guardianes de presas

Valora este artículo
(1 Voto)
Avatar de autor Comunicación
Publicado el: 14 de Junio de 2019

Andalucía cuenta con 80 grandes presas, de las cuales 30 están gestionadas por la Junta de Andalucía, al pertenecer a las cuencas intracomunitarias cuyas competencias en materia de aguas están cedidas por el Estado a la comunidad.

Estas infraestructuras, debido a su riesgo potencia, están clasificadas como ‘categoría A’ ante una posible rotura, por lo que exigen una cuidadosa vigilancia técnica y garantizar su mantenimiento y la seguridad de las zonas y poblaciones situadas aguas abajo. Para ello, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía ha confiado a Ayesa las labores de vigilancia e inspección de las presas de las demarcaciones hidrográficas de las cuencas vertientes al litoral atlántico andaluz.

En total son 16 grandes instalaciones, de las cuales la mitad están situadas en las cuencas de los ríos Tinto, Odiel y Piedras en la provincia de Huelva, y la otra mitad en las del Guadalete y Barbate en la provincia de Cádiz. El importe del contrato asciende a 1,6 millones de euros y la duración del mismo es de dos años.

Ayesa ha ganado el contrato en UTE con Ofiteco, empresa especializada en seguridad, instrumentación y auscultación de presas. En este sentido, Luis Castillo, jefe de sección de Obras Hidráulicas en Ayesa, destaca que se trata de un consorcio de empresas “muy complementario, pues Ayesa cubre todos los aspectos de la ingeniería, mientras que Ofiteco se ocupa del seguimiento y evaluación del comportamiento de las presas”.

La labor de estos ‘guardianes’ es comprobar que las presas están cumpliendo técnicamente con la Normativa de Seguridad de Presas (por ejemplo, en lo referente a la seguridad hidrológica o resguardos estacionales para la laminación de avenidas) y también en cuanto al diseño y construcción (seguridad estructural o estabilidad general). Igualmente importante es mantener al día la documentación de seguridad, en lo que se conoce como archivo técnico. Es decir, el equipo realizará una serie de actividades ordinarias, ya previstas en el pliego de bases (propuestas de clasificación, documento XYZT, normas de explotación, planes de emergencia, proyecto de implantación del PE, etc), pero también extraordinarias derivadas de posibles acontecimientos climatológicos o geológicos, como pueden ser intensas lluvias o movimientos sísmicos. En estos casos, es necesario acudir al sitio para comprobar el estado de la infraestructura, supervisando su estado general y comportamiento en relación a filtraciones, movimientos, deslizamientos o desplazamientos relativos.

“En las primeras fases se visitan todas las instalaciones, tanto exteriormente como recorriendo las galerías y elementos internos, y se hacen los Informes de necesidades. En paralelo, pero de forma coordinada, las empresas encargadas del mantenimiento y conservación de cada presa van llevando a cabo actuaciones de mejora como inyecciones de impermeabilización o alguna sustitución de válvulas de desagües”, explica Castillo.

Guadalcacín II

El ingeniero destaca que las presas del litoral atlántico se encuentran en buen estado de conservación en general. Entre las 16 obras hidráulicas cabe destacar la de Guadalcacín II (Cádiz), en cuyo diseño participó Ayesa hace años, y más recientemente hizo el proyecto de mejora de su desagüe de fondo. Se trata de una presa de materiales sueltos de gran altura y capacidad de almacenamiento, con 78 metros y 850 hectómetros cúbicos (Hm3).

Por otro lado, sobresale la del Andévalo (Huelva), por ser la de más reciente construcción. Está aún en proceso de llenado y será la tercera mayor de toda la comunidad, únicamente superada por la anterior y por el embalse Iznájar en Córdoba. También hay dos de origen minero: SotielOlivargas y Cueva de la Mora, con tipología arco de gravedad y bóveda respectivamente. Estas dos deberán adaptarse por completo al Reglamento Técnico de Seguridad de Presas y Embalse de 1996.

Castillo destaca la singularidad de este contrato, pues no es habitual que estos trabajos se externalicen. Normalmente, las labores de vigilancia y seguridad dependen directamente de administración competente (Confederaciones Hidrográficas o la Consejería correspondiente).

Por último, Castillo destaca que este contrato “nos permite dar continuidad a un equipo de ingenieros muy especializado en este tipo de trabajos ligados al diseño, conservación, mantenimiento y gestión de la seguridad de presas”. Igualmente, señala que “se sucederán otros contratos similares en otros países de Hispanoamérica, donde ya hemos participado en diseño de presas o incluso en India, donde Ayesa está presente desde hace años”.

Nuestro blog

El conocimiento es el emblema de Ayesa y este blog pretende ser un lugar donde los empleados compartan su experiencia en los ámbitos de la ingeniería, la transformación digital y la tecnología Smart.

Estamos comprometidos con la innovación, la calidad de vida y los avances tecnológicos.